Una Educación verdaderamente Pública: Reflexión de un profesor

Enrique Peña Verdugo

Profesor

(Con ocasión de la lamentable aprobación de un proyecto de ley que creará un sistema de educación que no es sistema, de una educación pública que no es realmente pública.)

Al parecer nadie, excepto algunos neoliberales recalcitrantes, pretende  presentar argumentos para defender el modelo educacional municipalizador y subvencionado por ‘vouchers’ a la asistencia de los estudiantes: hasta en el propio ministerio considera que ello es parte característica de la educación mercantil, pero a la vez, piensa que hoy no están las condiciones para aventurarse a un cambio; es la política de “en la medida de lo posible”, actitud de excesiva prudencia, rayana en lo timorato.

Valga el exabrupto anterior para poner el marco de la reflexión que se presenta a continuación.

En qué pueda consistir lo público de un sistema nacional de educación, se mezcla precisamente con el hecho de que debe ser gratuito y de calidad. Y para que sea sistema, la educación debe estar teñida longitudinalmente con estas características: pública, desde la modalidad Parvularia hasta la Universidad; gratuita, desde Parvularia a la Universidad; de calidad, desde Parvularia a la Universidad.

No serán el foco de este escrito ni la calidad ni la gratuidad, sino lo público de la educación. La gratuidad de la modalidades de Educación Parvularia, Básica y Media es una evidente necesidad, pero que debe extenderse de la misma manera a la Educación Superior, es decir, la gratuidad de la Educación debe ser universal. También es evidente que la calidad de la Educación debe ser el eje del sistema, pero ella no puede restringirse a ciertos resultados de evaluaciones estandarizadas: la calidad debe estar referida en primer lugar a la satisfacción de las necesidades educativas de la comunidad escolar que se atiende, y así mismo debe estar referida al logro de los perfiles de egreso de los estudiantes como sistema, en sus distintos puntos de salida.

Pero el foco de este texto es lo público de la educación, pues de esto derivan la gratuidad y la calidad. Que el sistema nacional de educación sea público significa primeramente que el Estado tiene y mantiene una tutela directa de las escuelas, tanto desde el punto de vista pedagógico como desde lo administrativo y financiero.

Actualmente, los congresistas han aprobado el proyecto de Nueva Educación Pública que promovió el Ministerio (con leves desacuerdos en el tema de los plazos de aplicación y otras minucias que no remecen los cimientos de la municipalización), que pretendía lograr la desmunicipalización de las escuelas, y lo que queda de fondo es más bien un proceso de des-alcaldización del sistema, lo que no está mal, dadas las dolorosas experiencias en algunos municipios, pero, ¿ qué de público tiene un “sistema” que mantiene la figura del sostenedor, y en el que participan casi los mismos actores que en la municipalización más otros privados, a quienes se suman profesionales electos por Alta Dirección Pública (procedimiento que no ha pasado de ser un mal chiste)?

Es al menos dudoso que la Nueva Educación Pública ministerial propicie avances en lo público precisamente, pues propone desconcentrar cuando debe unificar: los organismos ya creados antes de pensar en desmunicipalizar, Superintendencia[1] y Agencia de Calidad, han provocado desconcierto, mayor carga de trabajo en las escuelas, y han desperfilado el rol del propio Ministerio de Educación, y si a ellos se les agrega una Dirección de Educación Pública con sus Servicios Locales (ambos organismos con una cierta autonomía, que replica la de los ya creados), se tendrá una estructura educacional parcelada, donde lo sistémico difícilmente podrá ser identificado, y, lo que es peor aún, se configura un Ministerio altamente complejo y desperdigado. De hecho, podrían llegar a ser compartimentos estancos, compitiendo por una eventual supremacía de poder: el Ministerio, dedicado a la orientación pedagógica; la Dirección de Educación Pública, consagrada a la administración de recursos; la Superintendencia, fiscalizando el uso de los recursos; la Agencia, evaluando una concepción de calidad educativa con estándares definidos como normativos.

¿Quién dirige entonces, quién conduce el sistema? ¿El Jefe del Departamento Provincial o el Secretario Regional Ministerial? ¿El Superintendente? ¿El Director de la Agencia de Calidad? ¿El Director Ejecutivo del Servicio Local o el Director de Educación Pública?

El contacto directo con las escuelas siempre ha radicado en los Departamentos Provinciales de Educación, en sus Supervisoras y Supervisores, y no se ve ninguna razón para que dejen de tenerlo y sean sustituidos por otro organismo. Ellas y ellos, en su mayoría docentes, conocen con detalle el acontecer de los centros educativos.

Implementar las orientaciones pedagógicas, la distribución de los recursos, la supervisión cercana de su uso, y la evaluación de los procesos y resultados en las escuelas son tareas propias de un Ministerio de Educación y de un Estado que se hacen cargo de la educación como un derecho social. Actualmente, los equipos técnicos de los Departamentos Provinciales “intervienen” con sugerencias en todos estos ámbitos, especialmente cuando orientan la confección de los Planes de Mejoramiento Educativo (PME)[2]. Si estos equipos son reforzados en los aspectos administrativos, financieros y contables, y, a su vez, se replican estos refuerzos en los Consejos Escolares y equipos directivos de las escuelas, el Ministerio podría prescindir de las estructuras que ha venido creando y que está por crear.

Este vínculo estrecho entre las supervisoras y supervisores técnicos con las escuelas, a través de visitas periódicas directas y del funcionamiento en redes de colaboración entre ellas, es la relación óptima para que se configure un verdadero sistema educacional. Es decir, una relación directa en la que el Ministerio y las escuelas forman parte de un mismo y único sistema, de modo que los profesionales y asistentes que laboran en las escuelas sientan que son verdaderamente funcionarios públicos, así como los estudiantes y apoderados tengan clara conciencia de que todo el proceso educativo está respaldado por el Estado, y no por intereses de particulares.

Es cierto que, cincuenta años atrás, este mismo Estado demoraba seis meses y más en cancelar el sueldo de un profesional que ingresaba a la escuela, situación que un connotado asesor ministerial esgrimía como argumento para descartar al Ministerio como un ente centralizador de recursos. ¡Pero hoy existen las TICs, y apretando una tecla ya llegaron los antecedentes a cualquier lugar del mundo! Hace cincuenta años existían unos funcionarios llamados “habilitados” que, a punta de lápiz y papel, pagaban en efectivo el sueldo mensual de cada docente, de cada auxiliar de la escuela. ¡Hoy existen la planilla Excel y la tarjeta bancaria!

Pero no solamente la presencia del Ministerio en las escuelas es suficiente para que el sistema educacional sea verdaderamente público, gratuito y de calidad. Lo que concreta estas características del sistema educacional es el modo de financiamiento: ya sea que en un curso haya matriculados cinco estudiantes como mínimo o veinticinco como máximo, el Estado deberá otorgar los recursos profesionales y materiales para dotar suficiente y equitativamente a todas las escuelas del país, de manera de asegurar por esta vía la calidad del sistema educativo y su gratuidad, invirtiendo para ello al menos el 7% del Producto Interno Bruto, como lo hacen la mayoría de los países que llamamos desarrollados[3].

Con ello se financia la docencia en todos los niveles educacionales, la investigación académica, el perfeccionamiento gratuito de los docentes, la formación Técnico Profesional con calidad, la proporción de cincuenta por ciento de horas aula versus horas no lectivas (incluso probablemente la co-docencia en Educación Parvularia, y Básica en Primer Ciclo: dos docentes por aula).

La reunión de todas las subvenciones que actualmente se entregan por estudiante-cliente, para prioritarios y preferentes, para mantención, para el Programa de Integración Escolar (PIE), para la retención, para la alimentación de todos los estudiantes que lo requieran, para sus útiles y textos escolares, los fondos especiales de apoyo a la gestión de la educación municipalizada (FAGEM) y el de apoyo a la educación pública (FAEP) y tantos otros; todos estos recursos reunidos permitirán ofrecer escuelas que puedan gestionar eficientemente los elementos necesarios para lograr satisfacer las necesidades educativas de la población escolar desde el inicio del año, a diferencia de hoy en que una parte considerable de los PME de los centros educativos comienza a desarrollarse solo en el segundo semestre de cada año.

Y por último, un sistema educacional verdaderamente público se completa con una real Carrera Docente, que permita que las profesoras y los profesores puedan acceder sucesiva y voluntariamente a cargos dentro del sistema descrito, en mérito a los años de servicio, a su perfeccionamiento, y sus competencias evaluadas por la comunidad educativa en relación con su práctica pedagógica, y no en función de evaluaciones estandarizadas, nuevamente, que les clasifican en tramos de calidad individual. Una Carrera Docente que genere la posibilidad que las profesoras y los profesores puedan devolver sus propios aprendizajes a las propias escuelas y liceos, concursando regladamente los diferentes cargos de coordinación, jefaturas, hasta la propia Dirección, incluido también el cargo de supervisor ministerial. Una Carrera Docente que respete el principio de “a igual trabajo, igual remuneración”, reconocido por la Declaración Universal de Derechos Humanos[4], por la OIT[5] y por la Dirección del Trabajo[6], y les permita ejercer su profesión en cualquier ciudad del país en las mismas condiciones que en su escuela de origen, mediante una simple permuta. Una Carrera Docente que culmine, finalmente, en una jubilación por años de servicio con una pensión digna, de al menos el ochenta por ciento del sueldo en activo.

A pesar de la ominosa presencia de las aprobadas leyes de Nueva Educación Pública y de Carrera Docente, y por ello mismo, existen y subsisten numerosas opiniones y conceptos similares a los expresados en este escrito. Una norma errónea no precisa necesariamente de comprobaciones factuales para evaluar sus efectos: una ley se cambia con otra ley, y eso depende de la voluntad política de los gobernantes, convencidos de la necesidad y urgencia que el cambio y sus consecuencias son requeridos por los gobernados.

Es por esto por lo cual los nuevos gobiernos y los nuevos congresistas deberán considerar estas opiniones en su quehacer, y definir su posición frente a ellas, pues ellas expresan demandas hondamente sentidas por las comunidades escolares y por los profesionales de la educación, que no cejarán en su lucha por construir un sistema de educación verdaderamente público.

 

Enrique Peña Verdugo

Profesor y Presidente Comunal Huechuraba del Colegio de Profesores

 

 

Octubre, 2017.-

[1] Ley Nº 20529: SISTEMA NACIONAL DE ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN PARVULARIA, BÁSICA Y MEDIA Y SU FISCALIZACIÓN, Biblioteca del Congreso Nacional de Chile, 2012.

[2] Ley N° 20248, Art. 7° letra d)

[3] Gasto público en educación, total (% del PIB). Instituto de Estadística de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). https://datos.bancomundial.org (aunque Cuba, que no es desarrollado, destina actualmente el 12%)

[4] Art. 19.2, 19.16, 19.22. Constitución Política de la República de Chile, 2005.

[5] Convenio Nº 100, Oficina Internacional del Trabajo, Ginebra, 1951. (estatus de actualizado).

[6] Ord. Nº 3030/045 de 2010, Dirección del Trabajo, Gobierno de Chile.




Proyecto de desmunicipalización: Se constituyó la comisión mixta (Vía Cooperativa)

La instancia quedó integrada por parlamentarios de la UDI, RN, la DC, el PPD, el PS y el Partido Radical.

Éstos dirimirán 11 puntos de la iniciativa, y votarán durante la primera semana de octubre.

El Senado y la Cámara de Diputados conformaron el miércoles la comisión mixta que debe resolver los aspectos pendientes del proyecto de ley de Nueva Educación Pública, también conocido como “desmunicipalización”.

La instancia quedó conformada por los senadores Andrés Allamand (RN), Jaime Quintana (PPD), Carlos Montes (PS), Ena von Baer (UDI) e Ignacio Walker (DC), y por los diputados Germán Becker (RN), Jaime Bellolio (UDI), Manuel Monsalve (PS), Yasna Provoste (DC) y Alberto Robles (PR).

La ministra Adriana Delpiano señaló que la tramitación de la iniciativa se encuentra “en la recta final”, pues se trata de “un proyecto muy grande” donde están “acotadas 11 divergencias entre el Senado y la Cámara”.

Agregó que en la cartera ya “hay un equipo entero trabajando en todo lo que se puede hacer sin tener la ley aprobada, que es prever todas las situaciones que pueden venir”.

El objetivo es “que en diciembre tengamos ya las condiciones para que, en marzo, por lo menos en dos territorios del país, se pueda haber hecho el traspaso” de la administración de los colegios desde las municipalidades hacia los nuevos servicios locales, indicó la secretaria de Estado, quien puntualizó que la votación se efectuará tras el regreso de la semana distrital, al inicio de octubre.

Opinan los congresistas

Dentro de los 11 puntos en los que hay “divergencias” se encuentran la solución de las deudas de los municipios con los profesores, definir si en 2022 deberán ingresar todas las municipalidades al sistema, y los plazos de la gradualidad, que hasta ahora permanecen con pronóstico reservado.

“Esos artículos vamos a conversarlos con la derecha, son producto de nuestra posición como parlamentarios, no tienen que ver con el acuerdo del Gobierno. Hay cosas que el Gobierno tiene que ayudarnos a resolver, sobre todo el tema de los trabajadores”, comentó el diputado Alberto Robles.

El legislador radical adelanta que habrá “problemas”, en específico, con el artículo que “permite al Presidente postergar simplemente por decreto la puesta en marcha de un servicio local”, el que “permite que los alcaldes puedan postergar la entrada a los servicios” y “aquél que fija el nuevo sistema de evaluación, y que pone una fecha”.

“Esos tres artículos tenemos necesariamente que conversarlos para poder lograr, ojalá entre los parlamentarios, un buen acuerdo”, agregó Robles.

Desde la UDI, el diputado Jaime Bellolio acusó que la Nueva Mayoría está trabajando en esta materia con intencionalidad política. “Cuando el Gobierno dijo que tenía 16 semanas de plazo para echarlo a andar era porque están buscando una cuestión política: que la Presidenta Bachelet sea la que eche a andar los dos primeros servicios locales”, comentó.

“Ellos están ocupando ese argumento como presión para votar este proyecto, pero lo que deberían haber hecho era ordenar a sus propios parlamentarios, porque esto se cayó (en la Sala de la Cámara Baja) porque sus parlamentarios se les desordenaron y no cumplieron con un compromiso que el Gobierno había adquirido”, dijo Bellolio.

Vía Web de Radio Cooperativa

HAZ CLICK ACÁ PARA IR AL LINK DE NOTICIA ORIGINAL




Con acuerdo de la derecha y la Nueva Mayoría la ley NEP avanza en el Senado

Dirigentes Nacionales y Regionales del gremio docente, encabezados por los presidentes respectivos, Mario Aguilar y Carlos Díaz Marchant, asistieron a la sesión de la Cámara Alta de este miércoles 06 de septiembre en que trató la ley oficialista llamada de ‘Nueva Educación Pública’ (NEP) que supuestamente apunta a la desmunicipalización de la educación pública.

Díaz Marchant presenció toda la sesión y al finalizar afirmó; “acaba de concluir la votación del proyecto de ley. Se aprobó casi en su totalidad quedando sólo algunos artículos para ser votados en próxima sesión. El acuerdo Nueva Mayoría-Chile Vamos, quedó expresado con claridad en esta votación. Una vez más la clase política dominante legisla sin escuchar a los docentes (…) la jornada estuvo marcada por el acuerdo que se percibía por todos lados entre la derecha y la Nueva Mayoría, con todos sus Senadores haciendo alusión a este acuerdo unitario, felices desde ambos bandos, lo que contrasta con un texto legal híbrido y cuestionado por ciertos Senadores que sí plantearon reparos como la posibilidad de que los recursos podrían no alcanzar o el hecho que el 2021, con otro gobierno en el poder, se debe evaluar el proceso y allí definir si se sigue con éste o no”.

Pero aún quedan pasos por dar en el Poder Legislativo, el Presidente del Regional Metropolitano añade que “ahora lo que viene es el cierre de la discusión en el Senado durante la próxima semana, para pasar posteriormente a la Cámara Baja donde será analizado y votado. Nosotros seguimos insistiendo en que no se debe generar una ‘Deuda Histórica 2.0’ con los profesores, que no se debe mantener la figura del sostenedor y de que el financiamiento debe ser basal. Estos son elementos esenciales para que el proyecto de ley cambie de manera estructural”, finalizó.




DECLARACIÓN PÚBLICA: MARCHA DE LA DECENCIA LLEGÓ AL CONGRESO

Descargar (PDF, 187KB)




Con recepción de Alcalde Sharp, diputados y de cientos de profesores se cerró ‘Marcha de la Decencia’ en Valparaíso

Este jueves 24 de agosto se desarrolló la jornada final de la ‘Marcha de la Decencia’, organizada desde el Colegio de Profesores y que recorrió, en tres días, la ruta 68 de Santiago a Valparaíso con el objetivo de llevar al Congreso Nacional las demandas de cambios de fondo a la ley ‘Nueva Educación Pública’ (NEP).

La jornada se inició temprano en el kilómetro 100 de la carretera, allí los marchantes se les fueron sumando profesores de Temuco y luego dos buses gestionados por el Regional Metropolitano, llenos de docentes de distintas comunas. De esa forma se llega a Valparaíso, en cuya entrada (Av. Argentina con Santos Ossa), la marcha es recibida por decenas de docentes de la V región así como representantes de movimientos sociales.

Uno de los puntos altos de esta recepción fue la bienvenida oficial a los marchantes que dio el Alcalde de Valparaíso Jorge Sharp, quien afirmó “las garantías (de evitar una Deuda Histórica 2)  en el marco de esta ley no están completamente dadas. Creo que la oportunidad que tenemos de poder desmunicipalizar la educación es ahora por tanto el esfuerzo que hay que hacer es a entenderse con quien corresponda y sacar un proyecto que responda a la visión que tienen los profesores. Yo hago un llamado a los parlamentarios y al gobierno a abrirse a escuchar, recibir e incorporar lo que plantea el Colegio de Profesores. Creo que mantener la lógica del subsidio, o de la competencia dentro de la Educación Pública va en una dirección incorrecta y hay que enmendar. Hoy es el momento de hacer este esfuerzo” sentenció.

Luego se avanzó hacia el Congreso, en cuyas afueras se desarrolló una concentración de todos los caminantes, mientras los presidentes nacional y regional del gremio (Mario Aguilar y Carlos Díaz Marchant), junto a una delegación se reunían con el Vicepresidente de la Cámara de Diputados, el Presidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, Rodrigo González, y parlamentarios como: Cristina Girardi, Yasna Provoste y Giorgio Jackson.

En las afueras los recibieron los colegas que luchan por más de 30 años en pos del pago de la Deuda Histórica, con sus cantos y emocionante puesta en escena.

Tras el cierre de tan intensa actividad, el comunal Valparaíso del gremio, ofreció un almuerzo compartido para los caminantes.

A modo de evaluación, el Presidente del Regional Metropolitano, Carlos Díaz Marchant, quien junto a la dirigente regional Patricia Muñoz, fueron parte del equipo que hizo los casi 100 kilómetros de caminata, evaluó la acción de esta forma: “esta es una marcha histórica,  además por marcar una preocupación sobre el tema de la decencia en el país, en la actividad pública en general. Fue importantísimo ver el apoyo en el camino, así como los colegas de la Región Metropolitana, que se sumaron con dos buses llenos a esta caminata. Estamos agotados pero el cansancio se hace a un lado al ver la fuerza que hay entre el profesorado para hacernos escuchar. Y es que ya no se puede seguir legislando sin escuchar y tomar en cuenta la voz de los profesores. Hoy hay un compromiso de la Comisión de Educación en este sentido tras reunirnos con ellos”.

Así se cerró un hito que marcará historia en las movilizaciones realizadas por el profesorado en nuestro país.




Con apoyos políticos y sociales el ‘No a la deuda histórica 2.0’ se toma Marcha de la Decencia

Una nueva jornada de maratónica caminata se vivió hoy a lo largo de buena parte de la ruta 68 este miércoles 23 de agosto, con más de 30 profesores y profesoras que continúan el rumbo de la “Marcha de la decencia”, que busca llegar al Congreso en Valparaíso y así visibilizar la protesta contra los efectos neoliberales y precarizadores de la ley de ‘Nueva Educación Pública’ (NEP).

Durante la presente jornada llegaron a saludar la movilización y marchar con los docentes, figuras del ámbito sindical como es la Fenpruss (Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud) y representantes del Colegio Médico. Al mismo tiempo se sumaron a marchar, la presidenciable del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, acompañada del vocero humanista y candidato al Parlamento Tomás Hirsch. El Presidente nacional del gremio, Mario Aguilar, reconoció el gesto y expresó que “esta marcha está abierta a todo aquel que la quiera apoyar, entendemos que al venir lo que hacen es apoyar nuestras demandas. Esto está abierto a todos los sectores políticos y sociales. Queremos hacer pedagogía sobre nuestras demandas a todos los sectores”.

Este segundo día tuvo como temática central la denuncia de la Deuda Histórica y el real peligro de una segunda deuda a raíz de la aprobación de la supuesta des-municipalización que implica la ley NEP. En ese contexto llegó Nora Zurita, antigua luchadora por el pago de la deuda histórica, a manifestar solidaridad a los manifestantes. “Para quienes hemos marchado desde ayer la realidad de la ‘deuda histórica’ que se produjo en dictadura es una herida sangrante y no queremos que se pueda generar una deuda 2.0 por lo que exigimos el compromiso de los parlamentarios al respecto”, afirmó la dirigenta del Regional Metropolitano, Patricia Muñoz.

“Estamos esperando la llegada de numerosas delegaciones de profesores de la Región Metropolitana para mañana al llegar a Valparaíso a eso de las 11 AM en Av. Argentina con Santos Ossa. Queremos que todas las autoridades, de todos los niveles, escuchen nuestra voz, la del profesorado, pues somos quienes más y mejor sabemos de las necesidades en materia educativa existentes en nuestro país” comentó el Presidente del Regional Metropolitano, Carlos Díaz Marchant, quien también ha sido uno de los caminantes que iniciaron el recorrido el martes 22 a primera hora desde la sede nacional del gremio docente.




Con amplia difusión mediática y apoyo popular finaliza primera jornada de ‘Marcha de la decencia’

Con casi 50 kilómetros recorridos, finalizó la primera jornada de la “Marcha de la decencia” convocada por el Colegio de Profesores, en el contexto de una serie de movilizaciones realizadas en contra de la ley NEP o de “des-municipalización” que se discute en el Parlamento y que mantiene las lógicas neoliberales en la educación pública.

Apoyo constante de los vehículos que transitaban por la ruta 68, recepción por parte de docentes de Curacaví y el apoyo de movimientos estudiantiles, sociales, gremiales y políticos, caracterizaron esta primera jornada de movilización.

Al mismo tiempo los medios de comunicación han dado amplia cobertura a la acción de los profesores, desde la Radio Cooperativa hasta el noticiario de TVN, pasando por Publimetro y la Agencia Internacional Pressenza. Todo lo cual ha permitido visibilizar la movilización a nivel nacional.




Delegación de profesores de todo Chile inician caminata ‘de la decencia’ hacia Valparaíso

A las 07:50 AM de hoy 22 de agosto, se inició la ‘Marcha de la Decencia’ desde la sede central del Colegio de Profesores. Hasta ese lugar llegaron representantes de la Coordinadora ‘No + AFP’, el Colegio Médico y la FECH con su Presidente Daniel Andrade, todos solidarizaron con esta iniciativa.

El Colegio de Profesores busca llegar hasta el Congreso con las exigencias legislativas que el gremio docente hoy hace a este poder del Estado. En este mismo sentido la marcha quiere exigir a los parlamentarios su oposición a la ley de ‘Nueva Educación Pública’ o NEP, la que pretende desmunicipalizar sin cambiar el paradigma mercantil de la educación chilena, un proyecto que sólo cambia de administrador sin modificar la estructura de la educación pública ni menos se hace cargo de las deudas que se tienen con miles de docentes en decenas de municipios a lo largo del país.

Mario Aguilar, Presidente Nacional del magisterio afirmó en plena carretera: “Estamos aquí dirigentes regionales, nacionales y comunales. Necesitamos la fuerza de todos los colegas pues esto demanda un esfuerzo físico importante, todo por la dignidad, por la decencia, por la coherencia de nuestra lucha”

Por su parte el Presidente Regional Metropolitano, Carlos Díaz Marchant, expresó “estamos marchando para exigir un cambio profundo al sistema de educación pública en que no se mantenga el sistema de financiamiento por asistencia, o la figura del sostenedor, o el excesivo poder de los Alcaldes versus el nulo poder de las comunidades, o las propias pruebas estandarizadas que siguen atentando contra una educación integral. Queremos ser escuchados y que se modifiquen aspetos centrales de la propuesta de ‘desmunicipalización’ que el Gobierno y la derecha defienden a un tiempo”.

Durante esta mañana ya se recorrían los primeros 15 a 20 kilòmetros a través de una de las pistas de la Ruta 68, hecho que llamó la atención de transeúntes y automovilistas, muchos de los cuales han hecho sonar constantemente sus bocinas en señal de apoyo.

Los caminantes descansarán a mitad de camino, para proseguir mañana con nuevos apoyos que viajarán desde diversas comunas y regiones, para finalizar en una gran entrada a Valparaíso el jueves 24 al mediodía.




‘La Marcha de la Decencia’: Caminaremos de Santiago a Valparaíso

En un hecho inédito en la historia de nuestro gremio, tanto docentes como dirigentes del Colegio de Profesores, caminaremos desde la sede central de nuestra organización, ubicada en calle Moneda, hasta las afueras del Congreso Nacional localizada en la ciudad de Valparaíso, en lo que hemos denominado como la ‘marcha de la decencia’. Serán varios días de caminata y se espera que durante ella se sumen docentes, padres, estudiantes y comunidad en general para expresar su apoyo a esta singular forma de protesta y reclamo de los profesores para ser escuchados por las autoridades gubernamentales y parlamentarias.

Entre las demandas que motivan esta manifestación de 3 días figura nuestro reclamo por el proyecto de ley de Nueva Educación Pública o desmunicipalización. No sólo por no haber sido escuchados ni considerados en la formulación de este proyecto de ley, sino fundamentalmente porque de acuerdo al cuerpo legal que hoy se discute en el Congreso se mantienen intactos los pilares del actual sistema de administración de la educación pública generado en dictadura: el sistema de financiamiento, la figura de sostenedor de la labor educativa, las extensas facultades que se otorgan a los encargados de los  servicios locales de educación, la certeza de que con esta ley las deudas que se tienen con los docentes de todo el país no serán canceladas y se dará paso a una segunda deuda histórica, la mantención del paradigma mercantil, competitivo y estandarizado de la educación, entre muchos otros tópicos.

Junto con estos aspectos referidos al proyecto de ley de desmunicipalización nuestra caminata a Valparaíso se enmarca también en la exigencia que hemos venido realizando a las autoridades del Ministerio, desde hace meses, en 7 mesas de trabajo. Hasta aquí la autoridad ha dado mínimas y deficientes respuestas a nuestras exigencias. Las mesas de trabajo que se han desarrollado en los últimos meses son: carrera docente y evaluación, deuda histórica, currículum, educación diferencial, educación parvularia, agobio laboral docente y desmunicipalización. Exigimos respuestas concretas, satisfactorias y que garanticen la preocupación del Estado por la educación de los niños y jóvenes de nuestro país.

Caminamos hacia Valparaíso después de haber manifestado, de distintas formas y en diversos espacios, nuestros puntos de vista y exigencias para tener una mejor educación dirigida a los estudiantes chilenos. Han sido decenas de reuniones con autoridades ministeriales y de gobierno, hemos asistido al parlamento donde hemos sido recibidos por diputados y senadores, nuestro presidente nacional asistió a Ginebra y presentó ante la OIT la dura situación que vivimos los docentes hoy, en donde el agobio laboral ha sido una constante en el ejercicio de nuestra labor. Han sido decenas de campanazos, velatones, marchas, mitting, asambleas, reuniones y diversas formas de protesta contra el actual sistema educativo y las condiciones laborales de los profesores y profesoras de nuestro país. Junto a todo esto no puedo dejar de mencionar el exitoso paro nacional de docentes realizado el pasado 17 de agosto, donde, de Arica a Punta Arenas, los profesores se manifestaron por una mejor educación para nuestro pueblo. En la Región Metropolitana esta expresión de paro se vio reflejada con la presencia de miles de maestros y maestras que coparon la Alameda y llenaron de canticos y rondas la mañana de ese jueves.

Caminamos hacia Valparaíso convencidos de que representamos a los miles de profesores y profesoras del país que cada mañana se levantan llenos de energía y vocación, dispuestos a dar lo mejor de sí para formar y educar a las nuevas generaciones.

Caminamos hacia Valparaíso con la frente en alto y el paso decidido, sabiendo que alcanzar una mejor educación para nuestro país requiere de esfuerzo y compromiso de quienes representamos a los docentes chilenos.

Caminamos hacia Valparaíso decididos a defender los derechos e intereses de los más humildes y desvalidos que son los niños que atendemos a diario en nuestra educación pública. Porque no es posible seguir enseñando en las condiciones de marginación y falta de recursos elementales para cumplir con esos estudiantes que a diario acuden a nuestras escuelas y liceos.

Caminamos a Valparaíso esperanzados de que se escuche el clamor del docente que, por más de 30 años, espera el pago de una deuda histórica que el Estado tiene con él. Recordaremos en nuestro recorrido hacia el puerto a quienes ya no nos acompañan, pero hasta sus últimos días lucharon y defendieron su derecho a que dicha deuda sea pagada.

Caminaremos hacia Valparaíso convencidos que se requieren mejores días para la educación y los educadores chilenos. Porque los niños, niñas y jóvenes que atendemos merecen una educación integral, no estandarizada. Una educación humana, centrada en sus necesidades y requerimientos, donde junto con el conocimiento profundo de la ciencia, se aborden también todas las manifestaciones artísticas y físicas que dan forma a lo que somos, todo esto expresado desde el cariño, el amor y el afecto entre todos quienes conformamos nuestras comunidades educativas.

 

¡Caminamos a Valparaíso con la esperanza de que ese día mejor pronto llegará!

 

Carlos Díaz Marchant

Presidente Regional Metropolitano

Colegio de Profesores




Miles marchan y copan la Alameda durante el Paro Nacional Docente y se anuncia histórica movilización a Valparaíso

Esta mañana la paralización docente se hizo sentir en escuelas y liceos de todo Chile, así como en múltiples marchas que congregaron a decenas de miles en las 15 regiones.

En el caso de la región Metropolitana, la marcha copó más de diez cuadras de plena Alameda, con cerca de 20.000 profesores y trabajadores de la educación, marchando con gran entusiasmo, creatividad y masividad, contra la ley de “Nueva Educación Pública” y la seudo-desmunicipalización que conlleva, en reclamo por las deudas que se suman en los distintos municipios configurando una posible “Deuda Histórica 2.0”, así como para denunciar los incumplimientos del Ministerio de Educación en las diversas mesas de trabajo entabladas a inicio de año con el gremio.

La marcha, que empezó en Plaza Italia, atravesó todo el centro de la capital hasta arribar a un multitudinario acto en la Plaza Los Héroes. En dicha instancia, el Presidente Nacional Mario Aguilar, convocó a una marcha histórica que hará un grupo de docentes desde Santiago a Valparaíso, para llevar las demandas del gremio en todo el país hasta el Congreso.

La movilización que marcó el Paro en Santiago, contó con el apoyo de representantes y delegaciones de la Feuc, FECH, la Coordinadora ‘No + AFP’, así como sindicatos de trabajadores. Al mismo tiempo llegaron delegaciones de profesores de la VI región a apoyar esta masiva y exitosa movilización.

PARA VER NUESTRO ÁLBUM DE FOTOS HAZ CLICK AQUÍ