1

Colegio de Profesores apoya proyecto de ley que aumenta penas a agresores de docentes y funcionarios de la salud

La iniciativa presentada por el segundo Vicepresidente de la Cámara de Diputados, Mario Venegas, busca generar mayor protección a los profesionales de la educación y salud a través del aumento de las sanciones penales en caso de lesiones.

“Las agresiones de docentes por parte de adultos nosotros la reportamos por todo el país, no es el caso circunscrito a 6 ó 7 colegios de la comuna de Santiago como se le ha dado tanto énfasis comunicacional en el último tiempo. Es un problema transversal en escuelas municipales, subvencionadas y particulares pagadas y es un tema que está en nuestro petitorio y está precisamente como lo establece este proyecto al aumentar las sanciones agresiones a docentes. Respaldamos esta iniciativa y creemos que es necesaria”, apuntó Mario Aguilar, Presidente del Colegio de Profesores.

Para el Diputado Venegas (DC) la iniciativa legal puede ser complementaria con el proyecto ‘Aula Segura’ que tramita el gobierno en el congreso. En este caso, el proyecto parlamentario depende del patrocinio del Ejecutivo para su tramitación legislativa. “Creo que ha habido señales y espero que el gobierno le dé el valor que tiene el proyecto, porque está en la dirección que ellos mismos han señalado respecto de terminar con la violencia”, expresó  Venegas.

El proyecto establece crear el siguiente artículo en el Código Penal: “El que hiera, golpee o maltrate de obra a un funcionario de servicio de salud o a un profesional de la educación que preste servicio en establecimientos educacionales pre-básicos, básico y medio, en instituciones reconocidas por el Estado, en el ejercicio propio de su cargo, o con ocasión de ella será castigado:

1º. Con la pena de presidio mayor en su grado medio (de 10 y un día a 15 años), si de resultado de las lesiones el ofendido queda demente, inútil para el trabajo, impotente, impedido de algún miembro importante o notablemente deforme.

2º. Con presidio menor en su grado medio (de 541 días a 3 años) a máximo (de 3 años y un día a 5 años), si las producen al ofendido enfermedad o incapacidad para el trabajo por más de treinta días.

3º. Con presidio menor en grado mínimo (de 61 a 540 días) a medio (de 541 días a 3 años), si le causa lesiones menos graves.

4º Con multa de once a veinte Unidades Tributarias Mensuales, o con la pena de prestación de servicios en beneficio de la comunidad, sólo esta última, si le ocasiona lesiones leves o no se produce daño alguno”




Reunión con Seremi y Superintendente de Educación ante casos de violencia y proyecto de ley “Aula segura”

Durante la tarde de este martes, llegaron hasta las oficinas del Superintendente de Educación  Sebastián Izquierdo, delegados gremiales de liceos emblemáticos de la capital como son el Liceo Nº1 Javiera Carrera o el Liceo Darío Salas. Junto a ellos, el Presidente Metropolitano, Carlos Díaz Marchant, la Vicepresidenta y la Directora del nivel regional, Sandra Araya y Patricia Muñoz respectivamente, así como del Comunal Santiago a cargo de su Presidenta, María Eugenia Araya.

Desde la autoridad también se hizo presente la Seremi Metropolitana de Educación, Bárbara Soto.

El tema a tratar fue la ola de violencia que afecta a docentes de colegios emblemáticos de la capital por parte de grupos encapuchados, así como agresiones por parte de apoderados en diversos otros establecimientos de la región.

Los testimonios de las y los colegas, llamaron la atención por su dramatismo ante la insostenible situación en que llevan adelante su trabajo, en medio de agresiones de sujetos encapuchados y los gases lacrimógenos de Carabineros.

“Fue una reunión en el que pudimos entregar nuestra preocupación sobre la desprotección en que nos desempeñamos hoy en día las y los profesores, manifestamos también el papel que ha desempeñado la Superintendencia desde siempre, muy apegada a defender a los apoderados versus los profesores. También expresamos nuestro parecer sobre el proyecto de ley del gobierno “Aula Segura”, el cual no resuelve los problemas de fondo de todo lo que es hoy en día el fenómeno de la violencia en las escuelas y liceos”, explicó Carlos Díaz Marchant.

“Fue una buena reunión en que pudimos escuchar lo que nos dijo el Superintendente de Educación Izquierdo. Dimos a conocer los serios problemas que se están dando hoy en día en los llamados colegios emblemáticos de la comuna de Santiago y también manifestamos los requerimientos,  que como Colegio de Profesores, creemos, la Superintendencia debe desarrollar”, finalizó el timonel metropolitano de los profesores.




Declaración en rechazo a la violencia en liceos de Santiago

Los últimos días hemos presenciado inaceptables ataques y hechos de violencia física contra docentes y personal administrativo de diferentes liceos emblemáticos de la capital, por parte de grupos que se escudan cobardemente en el anonimato de una capucha.
Como Regional Metropolitano del Colegio de Profesores queremos expresar todo nuestro apoyo y solidaridad a estos colegas ante el clima de violencia en el cual, desde hace mucho tiempo, vienen desarrollando, de manera constantemente interrumpida, su labor.
Exigimos al Alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, así como a las autoridades del Mineduc, que intervengan y den solución a esta grave situación.
Sin embargo el tema va más allá, pues da cuenta de jóvenes que optan por acciones sin sentido en medio de una sociedad construida bajo la idea de la violencia y la discriminación. ¿Es que acaso la desigualdad y el empobrecimiento de nuestras comunidades no son también violentas?
¿No lo son también la educación sin sentido o el abuso laboral? ¿O el el sexismo, el racismo, la xenofobia y otras formas de exclusión?
Si vivimos en un sistema basado en la violencia no será raro que ocurran estos brutales hechos en nuestros liceos.
Es así que este fenómeno dentro de nuestras comunidades educativas es hoy una constante, no sólo en la comuna de Santiago, sino que en en todo el país.
Por ello, como Colegio de Profesores, exigimos medidas que permitan terminar con la desprotección en que trabajamos los docentes de todo el país y que sean sancionados quienes agredan la integridad de un(a) colega.
Como gremio propugnamos nuevas formas pedagógico-educativas que permitan abrir futuro para las nuevas generaciones, impidiendo que caigan en actitudes antisociales o violentas.
Nuestros jóvenes deben construir un futuro mejor y transformar nuestra actual realidad y, en esa labor, no cabe la violencia como forma de acción, mucho menos contra sus propios profesores y profesoras.
Regional Metropolitano
Colegio de Profesores




Se inauguró Fono Urgencia para docentes agredidos

Ante agresiones físicas o verbales por parte de apoderados, superiores o estudiantes, el Regional Metropolitano del Colegio de Profesores ha puesto a disposición de los maestros un teléfono de emergencia para recibir asistencia jurídica.

“La idea es entregar apoyo jurídico, que los docentes sepan donde tienen que dirigirse, que tienen que hacer y por supuesto nuestros abogados están a su disposición”, comenta Carlos Díaz Marchant, Presidente del Metropolitano. “También queremos tener protocolos sobre lo que hay que hacer y que en cada escuela el protocolo esté ubicado en un lugar visible, cosa que todos los profesores sepan que hacer ante el ataque de un apoderado, de un superior o de un estudiante. También desde esa perspectiva educativa nos parece muy importante apoyar”, agrega el dirigente regional.

La medida tomada por parte del Regional Metropolitano responde a un incremento de denuncias de agresiones contra docentes, por lo que busca instalar una vía de comunicación y respuesta rápida. Iniciativa que se enmarca en la política general del Colegio de Profesores de avanzar hacia una educación libre de violencia, abuso y discriminación.

“Hemos tenido casos graves de agresiones a profesores. Colegas amenazados hasta con pistolas, colegas que los golpean, colegas que son cacheteados por apoderados. Muchos casos, que nos han impulsado a responder a esta necesidad de los docentes”, concluye el Presidente Regional. El teléfono de emergencia del Departamento de Apoyo a Profesores Agredidos es el +569 72014665.