1

Profesores de Recoleta solidarizan con familiares de presos políticos de la revuelta

Las últimas semanas han estado marcadas para el colectivo “Profesores organizados de Recoleta”, en función de apoyar a las y los jóvenes presos políticos del despertar de Chile de la primavera pasada, así como a sus familiares.

Son decenas de jóvenes que siguen presos o con procesos que se han extendido en el tiempo.

El profesor Patricio Meza Morales, representante gremial de la Comuna de Recoleta, nos cuenta de estas iniciativas que tienen un hito próximo, como es el 5 de octubre con una jornada internacional de un hecho que nos debiera de avergonzar como nación: la existencia masiva de la prisión política.

¿Qué iniciativas han tenido los docentes de Recoleta en que tú estás en favor de los jóvenes presos políticos de la revuelta de la primavera pasada?  

Como Profesores Organizados de Recoleta, una de las primeras actividades solidarias con los presos políticos de la revuelta, fue poder conectarnos con organizaciones como la Agrupación de familiares de Presos Políticos de Santiago Uno, Módulo 12. Allí hay 25 compañeros detenidos que han ido saliendo de a poco. Hemos acompañado a los familiares de La Granja también.

Hemos generado vínculo y luego hemos podido apoyar en el visibilización en redes sociales desde nuestra organización, así como en apoyo económico e insumos que auto-gestionamos semanalmente. Todo esto para los temas legales, de difusión, entre otros.

¿Cómo han recibido el apoyo ellos mismos y sus familias?

Hubo una acogida emocionante. Yo fui a dejar ayuda y en esa oportunidad pudimos hablar con Nicolás que es uno de los prisioneros políticos, y su madre.

Ellos no han sido escuchados por muchas organizaciones políticas institucionales. Pero hoy es momento de destacar cómo nos estamos apoyando mutuamente, tal como ocurrió el año pasado con el profesor Roberto.

Por ejemplo: los jóvenes nos han enviado dibujos que ellos han creado en prisión y eso ha sido muy emocionante.

¿Cuáles son sus principales demandas hoy en día?

Son simples: hay juicios con pruebas que no son concluyentes, como ocurrió con Francisco Hernández. Los abogados de fiscalía no han estado a la altura para su defensa según nos cuentan. Hay pruebas químicas que no han dado positivo, etc.

En síntesis, se exige juicio justo y que las medidas cautelares que se dictan, puedan ser sobrellevadas en el hogar.

¿Qué puede hacer el profesorado para apoyar esta causa?

Debe clarificar su postura, a todo nivel, frente a las demandas de los familiares de las y los pres@s polític@s tras la revuelta.

También podemos apoyar mucho en visibilizar por nuestras redes, esta temática.

Por otro lado está el apoyo económico a estas familias afectadas.

Y por último creo que el ámbito sicológico y emocional es clave, pues los jóvenes que están en prisiones de todo Chile, así como sus familias, lo están pasando pésimo. En ese plano podríamos hacer un gran aporte.




Solidaridad con presos políticos de la revuelta ante las nulas medidas de seguridad en cárceles

Diversos grupos de prisioneros políticos, detenidos post rebelión del 18 de octubre pasado, están manifestando su descontento ante las nulas medidas que el Gobierno ha tomado en favor de su seguridad dentro de las cárceles en medio de la pandemia de Coronavirus.

Camilo Ríos, el padre del joven Nicolás Ríos quien fuera secuestrado a un costado del cerro Santa Lucía por una brigada de civil, relata al medio El Desconcierto: “Cuando vas a la cárcel, no te encuentras ni con un dispensador de alcohol, ni alguien preocupado de las mascarillas, ni con alguien que te ofrezca un guante o alguna cosa. Cuando tú llevas esos elementos, el trato es muy particular. Cuando fuimos, el jueves anterior a la semana pasada, a la polola de Nicolás le requisaron los guantes y el alcohol gel. Solamente le dejaron entrar la mascarilla (…) Estamos con la preocupación por este tema del coronavirus y tantas otras enfermedades y otras cosas que pueden haber dentro de la cárcel. Hemos llevado guantes, mascarillas, alcohol gel y solo una vez hemos podido entrar con todo. Cuando podemos hablar por teléfono, le hacemos mucho hincapié de que se cuide mucho, de que limpie su pieza, le mandamos limpiapisos mezclado con cloro, para que puedan limpiar bien adentro, para que puedan mantener el aseo”.

Por otro lado, los jóvenes presos políticos están sumándose a medidas de presión en favor de su salud, tales como huelgas de hambre.

Las exigencias se expresan de manera clara en el portal Resumen, en donde voceros de presos políticos exigen “artículos básicos para prevenir el contagio ya que en nuestra condición nos vemos expuestos a un alto riesgo de contagio producto del hacinamiento (…) hasta la fecha no han sido entregados ningún artículo para nuestros cuidados (…) pedimos la revisión de nuestras medidas cautelares brindando beneficios a los internos aptos y que cumplan los requisitos logrando así descongestionar los penales y disminuyendo así las probabilidades de contagios masivos del Covid-19.”

Como Regional Metropolitano queremos dar nuestro a poyo a todos los jóvenes presos políticos de la revuelta iniciada en octubre que hoy se enfrentan a las nulas medidas de seguridad establecidas por la autoridad dentro de las cárceles.

Todas las recomendaciones internacionales apuntan al deber de descongestionar los recintos penitenciarios y así evitar nuevos brotes masivos de COVID 19.

Exigimos juicios justos, libertad y seguridad para estos cientos de jóvenes que fueron detenidos luchando por un Chile digno y justo.




Obra teatral se presentará en Casa del Maestro

En el marco de diversas actividades que se desarrollan desde el departamento de profesores jubilados a cargo de la dirigente metropolitana Patricia Muñoz García, se lanza ahora una invitación en el plano cultural y artístico.

Es así como el próximo 05 de junio a las 18:00 hrs, en Catedral 2395, metro Cumming (la Casa del Maestro), se presentará la obra “Erase una vez: 571 días de un preso político”, a cargo del colectivo teatral ‘La Escotilla’.

En esta pieza está escrita y actuada por sobrevivientes de la dictadura. Así se narran vivencias en campos de concentración y tortura de la época.

Una producción teatral financiada por fondos del Gobierno Regional, con entrada gratuita para todo el público.

Para la directora del Regional Metropolitano del Colegio de Profesores, Patricia Muñoz: “Queremos recordar un momento histórico complejo que la gente tiende a querer esconder, pero es muy importante saber por qué compatriotas llegaron a ser presos políticos y vivir esta tragedia. Nadie tiene derecho a olvidar lo que sufrieron los demás (…) invito a todos los profesores jubilados de la Región Metropolitana, es importante ver una obra hecha por los propios afectados. Aún así la actividad es abierta para todo el mundo (…) para evitar que todo esto se repita no debemos olvidar y esta obra nos ayuda en ese camino”, finalizó.