Solidaridad con presos políticos de la revuelta ante las nulas medidas de seguridad en cárceles

Diversos grupos de prisioneros políticos, detenidos post rebelión del 18 de octubre pasado, están manifestando su descontento ante las nulas medidas que el Gobierno ha tomado en favor de su seguridad dentro de las cárceles en medio de la pandemia de Coronavirus.

Camilo Ríos, el padre del joven Nicolás Ríos quien fuera secuestrado a un costado del cerro Santa Lucía por una brigada de civil, relata al medio El Desconcierto: “Cuando vas a la cárcel, no te encuentras ni con un dispensador de alcohol, ni alguien preocupado de las mascarillas, ni con alguien que te ofrezca un guante o alguna cosa. Cuando tú llevas esos elementos, el trato es muy particular. Cuando fuimos, el jueves anterior a la semana pasada, a la polola de Nicolás le requisaron los guantes y el alcohol gel. Solamente le dejaron entrar la mascarilla (…) Estamos con la preocupación por este tema del coronavirus y tantas otras enfermedades y otras cosas que pueden haber dentro de la cárcel. Hemos llevado guantes, mascarillas, alcohol gel y solo una vez hemos podido entrar con todo. Cuando podemos hablar por teléfono, le hacemos mucho hincapié de que se cuide mucho, de que limpie su pieza, le mandamos limpiapisos mezclado con cloro, para que puedan limpiar bien adentro, para que puedan mantener el aseo”.

Por otro lado, los jóvenes presos políticos están sumándose a medidas de presión en favor de su salud, tales como huelgas de hambre.

Las exigencias se expresan de manera clara en el portal Resumen, en donde voceros de presos políticos exigen “artículos básicos para prevenir el contagio ya que en nuestra condición nos vemos expuestos a un alto riesgo de contagio producto del hacinamiento (…) hasta la fecha no han sido entregados ningún artículo para nuestros cuidados (…) pedimos la revisión de nuestras medidas cautelares brindando beneficios a los internos aptos y que cumplan los requisitos logrando así descongestionar los penales y disminuyendo así las probabilidades de contagios masivos del Covid-19.”

Como Regional Metropolitano queremos dar nuestro a poyo a todos los jóvenes presos políticos de la revuelta iniciada en octubre que hoy se enfrentan a las nulas medidas de seguridad establecidas por la autoridad dentro de las cárceles.

Todas las recomendaciones internacionales apuntan al deber de descongestionar los recintos penitenciarios y así evitar nuevos brotes masivos de COVID 19.

Exigimos juicios justos, libertad y seguridad para estos cientos de jóvenes que fueron detenidos luchando por un Chile digno y justo.