Magisterio rechaza criminalización de dirigentes estudiantiles secundarios y anuncia su defensa

Magisterio rechaza criminalización de dirigentes estudiantiles secundarios y anuncia su defensa

El Colegio de Profesores, a través de su presidente Mario Aguilar, rechazó categóricamente la aplicación por parte del Gobierno de la Ley de Seguridad del Estado a los voceros de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) por su llamado a boicotear la PSU. La medida gubernamental fue duramente impugnada por el gremio docente y, a su vez, el Magisterio anunció la prestación de toda la ayuda judicial que requieran los estudiantes.

«Es ridículo, absurdo, surrealista el anuncio del Gobierno de que presentará una querella por Ley de Seguridad Interior del Estado (LSE) contra los estudiantes secundarios, y particularmente sus dirigentes, por las manifestaciones y movilizaciones contra la PSU. La LSE es una ley de la Dictadura, una ley de Pinochet, que tiene sanciones muy duras. El Gobierno nos está diciendo a todo Chile que estos estudiantes secundarios «amenazan la seguridad interior del Estado», imagínense ustedes», declaró Mario Aguilar, Presidente del gremio docente.

«Esta mismo Gobierno incapaz de prever el conflicto, incapaz de anticiparse, incapaz de garantizar que se pudiera dar la prueba, incapaz de anunciar alguna medida preventiva, este Gobierno que estuvo totalmente ausente de todo el conflicto de la PSU, aparece ahora con la Ministra de Educación no anunciando que se termina la PSU, no anunciando que se han dado cuenta que esa prueba está deslegitimada, no anunciando nada sobre la PSU. Lo único que aparecen anunciando es que se aplicará Ley de Seguridad Interior del Estado. Esto es una vergüenza», agregó Aguilar.

La Prueba de Selección Universitaria ha sido profundamente cuestionada desde hace tiempo por el Colegio de Profesores, académicos, estudiantes y diversos actores sociales. Este año, los estudiantes secundarios llamaron activamente a un boicot a la PSU que se tradujo en múltiples manifestaciones en todo el país y conllevó que el Consejo de Rectores cancelara la PSU de Historia, una medida inédita. Además, autoridades universitarias reconocieron que esta sería la última vez que se rendiría la PSU, al menos en los términos actuales. Por su parte, el único pronunciamiento del Gobierno sobre el tema ha sido anunciar la invocación de la LSE contra los dirigentes secundarios.

image_pdfimage_print

Sobre el autor

Articulos relacionados