DECLARACIÓN PÚBLICA: MARCHA DE LA DECENCIA LLEGÓ AL CONGRESO